Senor estudiante que es muy bueno para los bolos continua persiguiendo el deporte, sigue tradicion de familia

Senor+estudiante+Allen+ha+estado+jugando+el+juego+de+bolos+desde+que+tenia+ocho+anos.+Desde+entonces%2C+ha+competido+en+varios+ligas%2C+equipos%2C+y%0Atorneos.
Back to Article
Back to Article

Senor estudiante que es muy bueno para los bolos continua persiguiendo el deporte, sigue tradicion de familia

Senor estudiante Allen ha estado jugando el juego de bolos desde que tenia ocho anos. Desde entonces, ha competido en varios ligas, equipos, y
torneos.

Senor estudiante Allen ha estado jugando el juego de bolos desde que tenia ocho anos. Desde entonces, ha competido en varios ligas, equipos, y torneos.

(CAM MEDRANO / EYE OF THE TIGER)

Senor estudiante Allen ha estado jugando el juego de bolos desde que tenia ocho anos. Desde entonces, ha competido en varios ligas, equipos, y torneos.

(CAM MEDRANO / EYE OF THE TIGER)

(CAM MEDRANO / EYE OF THE TIGER)

Senor estudiante Allen ha estado jugando el juego de bolos desde que tenia ocho anos. Desde entonces, ha competido en varios ligas, equipos, y torneos.

CAM MEDRANO

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Cuando el estudiante de último año Colin Allen se acerca a una pista de boliche, con una bola roja de 16 libras en la mano, la memoria muscular se hace cargo mientras respira profundamente y permite un estado mental en blanco.

Balancea el brazo y permite que el impulso de su cuerpo impulse la pelota hacia adelante.

“Siempre sé cuando lanzo una buena pelota por la forma en que sale de mi mano”, dijo Allen.

Han pasado nueve años desde que Allen recogió una bola de boliche y, mientras tanto, ha participado en numerosos torneos, ligas y clubes.

Ver el éxito en el callejón no es solo años de trabajo duro y talento, también es el resultado de una aventura familiar.

La familia Allen participa en una tradición generacional de bolos competitivos.

Con un historial de bolos, su padre Rob vio la importancia de fomentar un entorno para que Colin mejore sus habilidades.

Su puntaje más alto en el juego es 290, a solo diez puntos de un juego perfecto. Esto lleva a Allen a continuar mejorando su juego sin las presiones de la competencia.

“Se aferró a él y estuvo jugando a la competencia durante varios años”, dijo Rob. “Ha llegado a donde está hoy, lo que lamento decir, pero es mucho mejor que yo”.

En cualquier martes o sábado, encontrará a Colin en Fireside Lanes rodeado de compañeros de equipo, entrenadores y familiares.

Y aunque no tiene la intención de dedicarse profesionalmente a los bolos, aprecia el sentido de comunidad que ha encontrado a través de los bolos.

Para Colin, las puntuaciones altas y los premios de los torneos no son su parte favorita del juego: es la comunidad que conoció durante su tiempo de juego.

Mientras desarrolla relaciones más cercanas con sus entrenadores y compañeros de equipo, Colin también usa su tiempo en el callejón para pasar más tiempo con su padre.

“Hay muchas ocasiones en las que estoy ocupado con el trabajo o él está ocupado con el trabajo y nos dificulta pasar el rato”, dijo Colin. “Pero siempre tenemos un tiempo una vez a la semana para reunirnos y jugar”.

Su entrenador, John Fukasawa, ha trabajado con él desde que tenía 10 años y cree que el mejor atributo  de Colin como jugador de bolos es su capacidad de adaptar su estilo de juego para lograr puntajes consistentes.

Fukasawa dice que el personaje de Colin no solo le ha permitido ser un jugador destacado en el juego, sino también un compañero de equipo alentador.

“Está dispuesto a hacer cambios y muchos jóvenes jugadores de bolos luchan, por lo que esa es una de las razones por las que creo que ha progresado bastante bien”, dijo Fukasawa. “Él y yo bromeamos mucho, pero es un gran niño”.