El estudiante da un salto mortal en acción

Sophomore+Nathan+Doan+began+parkour+as+a+thirteen+year+old.+Since+then%2C+he%E2%80%99s+progressed+to+practicing+free-running%2C+as+well+as+an+apprenticeship+position+at+his+parkour+training+academy%2C+Free+Flow+Academy.+Within+several+months%2C+Doan+will+graduate+from+the+apprenticeship+course+and+begin+a+payed+job+as+a+coach.
Back to Article
Back to Article

El estudiante da un salto mortal en acción

Sophomore Nathan Doan began parkour as a thirteen year old. Since then, he’s progressed to practicing free-running, as well as an apprenticeship position at his parkour training academy, Free Flow Academy. Within several months, Doan will graduate from the apprenticeship course and begin a payed job as a coach.

Sophomore Nathan Doan began parkour as a thirteen year old. Since then, he’s progressed to practicing free-running, as well as an apprenticeship position at his parkour training academy, Free Flow Academy. Within several months, Doan will graduate from the apprenticeship course and begin a payed job as a coach.

(COURTESY / NATHAN DOAN)

Sophomore Nathan Doan began parkour as a thirteen year old. Since then, he’s progressed to practicing free-running, as well as an apprenticeship position at his parkour training academy, Free Flow Academy. Within several months, Doan will graduate from the apprenticeship course and begin a payed job as a coach.

(COURTESY / NATHAN DOAN)

(COURTESY / NATHAN DOAN)

Sophomore Nathan Doan began parkour as a thirteen year old. Since then, he’s progressed to practicing free-running, as well as an apprenticeship position at his parkour training academy, Free Flow Academy. Within several months, Doan will graduate from the apprenticeship course and begin a payed job as a coach.

NICOLE KHUDYAKOV

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Las bóvedas, estocadas y saltos involucrados en el parkour, un deporte que prueba las habilidades de sus participantes para superar obstáculos, parecen algo más allá de la agilidad humana; sin embargo, a pesar de las dificultades relacionadas con el deporte, el estudiante de segundo año de RHS Nathan Doan es un ávido practicante del parkour.

La dedicación de Doan al parkour comenzó como una búsqueda apabullante de un nuevo pasatiempo interesante para disfrutar. Aunque previamente había probado una variedad de deportes como fútbol, ​​natación y tenis, ninguno de ellos realmente llamó la atención de Doan.

“Realmente no sentí que había desarrollado una pasión por [ellos], [pero] cuando comencé el parkour, dije: ‘Eh, realmente me gusta esto’”, dijo Doan.

Doan ha sido un traceur, un practicante de parkour, durante dos años. Su interés lo llevó a inscribirse en Free Flow Academy, un lugar de freerunning y parkour donde desarrolló sus habilidades con la ayuda de varios entrenadores.

Finalmente, el compromiso de Doan con el deporte lo llevó a inscribirse en un programa de aprendizaje, que sirvió como precursor de un trabajo remunerado como entrenador en la Academia.
“Es divertido enseñarle a la gente cosas que te apasionan, porque luego puedes ver cómo progresan”, dijo Doan.

A pesar de su condición de entrenador, Doan aún tiene posibilidades de continuar aprendiendo y mejorando su agilidad, ya que recientemente ha adquirido la carrera libre, que es un estilo de movimiento similar al parkour.

“Parkour es como el lienzo para una pintura y luego el libre correr es el arte y los colores, por lo que puede haber parkour sin correr, pero no puede haber freerunning sin parkour”, dijo Doan. Según Doan, disfruta practicar el parkour en su tiempo libre debido a su naturaleza informal y no competitiva, que otros deportes parecen carecer.

“Parkour no es realmente competitivo. Es como explorar el movimiento “, dijo Doan. “En otros deportes, todo se trata de la competencia o de quién puede obtener el primer lugar, pero con Parkour es más como hacer lo suyo y encontrar su propio estilo”.

Doan siente que aún tiene espacio para mejorar tanto sus giros como sus habilidades para correr libremente, pero que ha progresado mucho aprendiendo a saltar y escalar obstáculos con éxito.
Newts Henkel, el amigo de Doan, se complace en presenciar el crecimiento de Doan y el progreso que logra con su afición.

“Lo apoyo completamente y estoy emocionado de ver hasta dónde llega con esto,” dijo Henkel.